Comenzar un crédio para construcción

Solicitar un crédito para construcción es algo que puede sonarte aterrador y pueden surgirte muchas dudas, tales como ¿por dónde comienzo? ¿cuánto debo pedir? ¿y si no me prestan lo suficiente?


No te preocupes, quiero decirte que, si sigues estos consejos, será muy fácil.

Casa de campo en Talapla, México. Entrada al terreno en declive por medio de una escalinata de cemento.

Define el monto a invertir

Este es el paso más importante, aunque si no sabes cuánto costará tu casa, no te preocupes, ayúdate de tu arquitecto.


Si quieres hacer este paso tu solo, puede que te compliques mucho la vida, pues deberás buscar información en cotizadores, publicaciones, páginas de referencia, consultas rápidas y otras fuentes que podrán orientarte sobre el costo por metro cuadrado de una casa. Pero seguro que no sabes cuanto medirá tu casa, ni el tipo de acabados que quieres, la verdad es que quizás no tengas la menor idea de cómo será.


Lo que te recomiendo es que, antes que nada, te sientes con tu familia, tomen una hoja y lápices, y pónganse una tarde a pensar y a soñar en lo que quieren para su nueva casa. Es importante que aterricen todo en la hoja, pueden dibujar, hacer listas, ver fotos, salgan a la calle a ver otras casas, todo se vale. La idea es que tengan muy claro lo que quieren.


Ahora que sabes lo que quieres de tu casa nueva, acércate a tu arquitecto y pídele una asesoría. Esto no significa que ya tengas que hacer el proyecto arquitectónico (aunque te aconsejo que ya empieces), simplemente es una plática en la que le vas a transmitir esa idea única que creaste junto a tu familia. Entonces además de preguntarle todas tus dudas, pídele que te ayude a determinar un costo posible para esa casa que quieres. Recuerda que, sin proyecto, no se puede saber exactamente cuánto costará, pero este dato te será de mucha ayuda para comenzar con el trámite del crédito para construcción.


Ahora ya tienes un monto a invertir bastante real y congruente.

Solicita el crédito


Puede que ya tengas un banco de preferencia o incluso ya tengas alguna oferta de crédito. Como quiera que sea, te recomiendo que te asesores de tu bróker, y pídele que te presente las diferentes opciones para ti. Si no tienes uno, busca alguna recomendación. Normalmente ellos trabajan con diferentes instituciones financieras y podrán explicarte los beneficios de cada una.


Como recomendación personal, más que buscar la mejor tasa, busca la institución que sea más ágil para las entregas de capital, pues esta es creo, una de las condicionantes que pueden llegar a complicar la construcción.


Te explico brevemente esto último. Cuando tienes un crédito para construcción, el banco no te entrega la totalidad del importe del crédito. Te lo otorga mediante administraciones, y cada banco es diferente en cuanto a los requisitos que te pide. En general, al inicio, te entregan un porcentaje del monto total, y conforme avanzas en la construcción te van liberando las demás administraciones. Esto es lo más importante a considerar, así que elige la institución que más facilidades te dé en este sentido.

Por ejemplo, algunos bancos te piden primero avanzar con tu capital hasta en un 20% y hasta entonces te hacen entrega de la primera administración.


Intenta considerar todas las variantes y beneficios de cada institución para que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades.

El proyecto y el crédito.


Ya tienes un número a invertir y también ya elegiste la institución que te otorgará el crédito, ahora es momento de solicitarlo. Lo primero que sucederá será que harán una pre-autorización en la que te dirán cuánto es lo que te prestan y las condiciones.

Esto no significa que ya tengas aprobado el crédito, hace falta presentar la documentación que te piden, que normalmente son documentos fáciles de conseguir, excepto por el proyecto arquitectónico y el presupuesto.


Así es, para que el banco te preste, deberás presentar un proyecto de construcción acompañado de un presupuesto. Este presupuesto normalmente es presentado en un formato específico de cada banco.


Ahora que sabes esto, quiero recomendarte hacerlo con anticipación, pues el proyecto de la casa de tus sueños tomará tiempo y las pre-autorizaciones solo duran 2 o 3 meses. Lo que no debes hacer es solicitar un proyecto arquitectónico a las carreras, porque no quedará como debe ser, y presentarás al banco algo que posiblemente cambie o que no te convenza del todo, y es cuando comienzan los problemas.


Es mejor prevenir y pedir tu proyecto arquitectónico con calma y tiempo suficiente para que su diseño sea increíble.
 

Espero que te sea útil, e imagino que pueden surgirte muchas más dudas, así que, pregunta con confianza en los comentarios o envíame un correo.



0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo